Trying to understand the role i've been given

El blog de BDisaster

He understands me well

I talk about Gustav Aschenbach, a character from “Death in Venice” writen by Thomas Mann.

Escribiré unos extractos que traducen muy bien lo que a veces me sucede.

“… Las observaciones y vivencias del solitario taciturno son a la vez más borrosas y penetrantes que las del hombre sociable, y sus pensamientos, más graves, extraños y nunca exentos de cierto halo de tristeza. Ciertas imágenes e impresiones de las que sería fácil desprenderse con una mirada, una sonrisa o un intercambio de opiniones, le preocupan más de lo debido, adquieren profundidad e importancia en su silencio y devienen vivencia, aventura, sentimiento. La soledad hace madurar lo original, lo audaz e inquietamente bello, el poema. Pero también engendra lo erróneo,desproporcionado, absurdo e ilícito…”

Amaba el mar por razones profundas: por la apentencia de reposo propia del artista sometido a un arduo trabajo, que ante la exigente pluralidad del mundo fenoménico anhela cobijarse en el seno de lo simple e inmenso, y también por una propensión ilícita -diametralmente opuesta a su tarea, y por eso mismo, seductora- hacia lo inarticulado, inconmensurable y eterno: hacia la nada. Reposar en la perfección es el anhelo de todo el que se esfuerza por alcanzar lo sublime; y ¿no es acaso la nada una forma de perfección?…”

“… Demasiado tarde. Tenía que seguir queriendo lo que había querido el día anterior…”

Aún no he terminado el libro, así que no cuenten!!!!!!!! 🙂

Anuncios
Deja un comentario »

Manera de hacerse…

Llegó mi cumpleaños 21 y vino a saludarme. Traía consigo dentro de una bolsa de papel con asa de soga mi regalo.  Una botella de colonia X que seguramente eligió sin ningún motivo especial, para mí fue por mucho tiempo mi fragancia preferida aunque se trataba de un simple y conocido aroma a limón. Junto a ella se encontraba el regalo principal: “Como Agua Para Chocolate” de Laura Esquivel. Al principio pensé concoer el motivo de su regalo, luego me di cuenta que había aún más.

A él le gustaba mucho la lectura habiéndose leído nosecuántos libros. Era interesante escucharle comentar sobre alguna situación haciendo referencia a autores e historias ya escritas. Cada que empezaba por un lado me kedaba con ojos de venado escuchando atenta, y por otro me sentía súper ignorante, ya que hasta el momento sólo había leído a lo mucho 3 ó 4 libros enteros (los otros habían sido sólo cuentos). Obviamente él se había dado cuenta de mi falta de cultura literaria, así que cuando podía viajar a la tierra donde creció aprovechaba en traerme un libro. Lo hizo un par de veces creo. Fue por su libro de Balzac (y “El Perfume” que me pasaron después) que decidí que el próximo idioma a aprender sería el Francés 😀

Mi regalo pudo ser cualquier libro, pero éste tenía un motivo especial. Cada capítulo empieza con una receta de cocina que varía según el mes en que se encuentran; en realidad, la cocina o el arte de cocinar hasta parece un personaje mismo. Para mí cocinar, hacer postres específicamente, es una actividad que me llena de alegría. Es algo a lo cual le presto mucho esmero y me relaja, siempre que los demás entiendan que mientras yo esté cocinando soy yo la que manda; motivo por el cual suelo preferir hacerlo sola. Hablar de mi relación con la cocina es tema de otro post, pero ya van entendiendo porqué me emocionó el libro, aunque a decir verdad, nunca me dijo exactamente si aquello había sido el motivo de su elección, sólo estoy infiriendo.

Ayer acabé de leerlo por segunda vez y me volvieron las ganas de cocinar. Desde que mi hija mayor, mi procesadora de alimentos Philips Cucina, se encuentra en coma (porque cierta hermana la rompió), ya no preparo nada por desgano y tristeza. Así que busqué la receta de galletas de chocochips y la batidora, pero oh! sorpresa… mi sobrina preferida no estaba. La batidora estaba “no habida”, ni rastro de ella. Entonces volví a la cama.

En fin, “Como agua para chocolate” se encuentra entre mis libros preferidos. No conozco alguno que se le parezca (por hacer de la cocina un personaje en la historia). Si uds. conocen algunos me pasan la voz, sí? 🙂

Deja un comentario »